martes, 4 de julio de 2017

EN BUSCA DE UNA CANCIÓN QUE SEA NUESTRA

En Misiones, hubo rock desde muy temprano. Si analizamos que a la Argentina el rock and roll ingresó de la mano de la película “Rock alrededor del reloj”, con Bill Halley y sus cometas haciendo delirar al público juvenil que bailaba sobre las butacas del cine, en 1956, es sorprendente encontrar que apenas unos pocos años después en Misiones apareciera ya un grupo haciendo temas de Elvis Presley y las versiones de los hits del rock and roll en castellano al estilo de los mexicanos Teen Tops; Los Rocky Boys, con Oscar Morales a la cabeza. También La Montecarlo Jazz de Panchito Dartois empezaba a tocar “música moderna” desde fines de los 50; varios grupos surgidos en los primeros años de  los 60 daban a Posadas un ambiente moderno y cosmopolita. Pero eran grupos cuyo objetivo era “Amenizar” las fiestas, por lo que versionar las canciones de moda era mucho más efectivo que tocar temas propios. 
Los Truenos



Pero una banda se destacó del resto; desde mediados de la década, Los Truenos comenzaron a componer algunas canciones y a mezclarlas entre los éxitos del momento que tocaban;  generalmente con letra de Hugo Pineda y música de Milo Duarte, tenían temas originales como "Castigo" (una balada), "Me echaron de mi Casa" (un rock al estilo "El extraño de Pelo Largo"), "Dejame Buscar la Felicidad", y "Extraño y Perdido", un rock fuerte. Tengamos en  cuenta que es la misma época que en Buenos Aires Javier Martínez le cambiaba la letra a Mellow Yellow, cantando “Mejor chupame un huevo”, y descubría que se podía cantar rock en castellano.
Para la década del 70’, nace Siembra, un grupo fundamental para esta tarea de poner una mirada personal sobre las canciones. Recorriendo distintos géneros, Rock, Jazz Rock,
Siembra y Púrpura
Baladas, Free Jazz, Siembra se transformó rápidamente en un grupo que se caracterizaba por nutrir su repertorio con canciones propias, casi todas compuestas por un muy joven Charly Godoy; cuando la banda comenzó, en el 72, contaba con apenas 12 años, pero ya componía sus propias canciones.

"Siembra el hombre cuando nace / Y al sembrar este deshace todo lo que pudo ser.", decía una de las canciones. 
"Asesinos hipócritas a sueldo, gente que no debe vivir, Que matan con ojos cerrados, Por el mandato de un ser sutil," era otra de las canciones de Siembra, compuesta por Charly Godoy a los 14 años. Era una época políticamente complicada, y por ésta y otras canciones, llegó a estar incluído en las famosas "Listas Negras".
Daniel Tabbia, de Prana
También en los 70´s, a  pesar de no haberlas tocado mucho en público, Prana comenzó a componer algunas canciones de su propia autoría. Una  de las más conocidas es "Tu Soledad", una canción compuesta por Daniel Tabbia que fue grabada varios años después por Gervasio Malagrida en su segundo disco solista "Destino Congestionado”. Algunas otras canciones compuestas por Daniel Tabbia fueron grabadas por su autor en los Estudios Demis de Posadas, como "So Hard So Easy" y "Without her Love". Otra canción de Prana era "The Zoo", compuesta por Teio y Rodolfo. 

Sus temas propios eran en inglés y en castellano, y según nos cuenta Jimmy Ledezma, "Algunos temas fueron compuestos por los dos guitarristas, que los compusieron en Rosario (eran mayores y se fueron a estudiar un año antes y ahí compusieron esos dos temas), cuando llegaron a Posadas de vacaciones presentaron esos temas y los tocamos bastante. Pero cuando tocábamos temas de Deep Purple, Beatles, etcétera, la gente  reaccionaba mucho más (eran otras épocas... El rock en español no existía o era muy "flaquito")
También a mediados de la década del 70’, Polo Peralta comenzaba a componer sus propios temas, con mucha potencia de Hard Rock, con su grupo Plegaria, que en el 76 se radicara en Puerto Iguazú. Clave de Sol, el grupo de Jazz Rock en que tocaban Cacho Bernal, Piru Guanes y los hermanos Díaz, entre otros, montaba espectáculos enteros compuestos por ellos mismos, pero sobre todo instrumentales.
Con los 80’s, la explosión del Rock que siguió a la guerra de Malvinas y a la posterior “Primavera Alfonista” tuvieron su réplica en Misiones, y ya serían más numerosos los grupos que comenzarían a cantar sus propias realidades.
Dúo Pasaje, Gizpiel, La Clínica del Dr Morguenstein, Phobia, Los Fulanos, y un amplio abanico de solistas que cantaban sus realidades al estilo de la Trova, fueron dando una mirada muy autóctona y regional a esa música que venía de las grandes ciudades, avanzando de esa manera en la construcción de una identidad propia y original para el Rock de Misiones, algo que todavía se continúa construyendo. Porque la realidad de Misiones, pueblo de frontera producto de la suma de distintas corrientes migratorias, de múltiples identidades culturales que se superponen y se mezclan, sin dudas tiene mucho para decir.