lunes, 16 de enero de 2017

RONDA Y LOS NENECOS en Quiroga Bar



Llegás al Quiroga Bar. En una habitación podés admirar las obras del artista plástico Carlos Marcial (si, el hermano de Rula), en un cuarto pequeño, apartado del bullicio propio de un bar, ideal para contemplar y adentrarte en el mundo personal, en la mirada que propone el artista. También hay reproducciones de sus obras sobre algunas mesas; el arte se acerca a tus charlas con amigos, se insinúa tema de conversación. Adentro del bar todavía está frío el ambiente; son cerca de las once y media de la noche, pero en realidad, lo groso está pasando afuera, en el nuevo patio que inauguraron hace poco.
El teatrillo de los Kossa Nostra de Posadas está preparado, y al poquito rato ya comienza la función de títeres. "Kuruvikas", que para el argot local es algo así como pedacitos de algo, cuenta historias (para adultos) cortitas, de diferentes temas; el espectáculo es a la gorra, pero bien vale la pena. El cierre con un muy bien logrado Charly García versión títere pone el clima bien rockero. Todos los presentes ríen y disfrutan del show, y con el ánimo bien arriba, entremos al Bar cuando termina la función



Es que ya comienza Ronda y Los Nenecos. Están terminando de ajustar unos detalles de sonido, pero está todo ok y Los Nenecos (sin Ronda todavía), comienzan a zapar Jazz. Queda desde el inicio en claro la enorme calidad instrumental de cada uno de ellos. Diego Bergara en bajo, Inti Velazquez en guitarra, Darío Vega en batería, enormes monstruos de la música de Misiones.
Luego de dos temas, sube al fin la iniciadora de este proyecto, Mariana Mendez Caldeira, o simplemente, Ronda. La que va desgranando historias, pintando personajes en sus canciones, pincelando pícaramente en cada canción un pedacito de ciudad  que bien puede ser la nuestra, que identificás y comprendés al instante. La neneca con su neneco, el que baila copado, el garca, el bonito pero guacho, todos personajes y situaciones bien familiares y cercanas.
 Musicalmente, la variedad es muy amplia; hay bossa y mucha influencia del Brasil, también mucho rocksteady que va tejiendo y destejiendo la trama que va del Jazz al Reggae, por momentos pueden acercarse al Garage Surf, siempre con un estilo muy personal. "Películas de Amor", "Siesta", Neneca", "Tonta Tontita", "Shudit", "Lupita", "Mister Boo", "Bonito y guacho", fueron algunas de las canciones que tocaron, muy festejadas por los presentes