viernes, 31 de marzo de 2017

Entrevista con GASPAR ROJAS (Senegal Grindcore Mafia)


Una de las bandas del Interior que más crecimiento y repercusión está teniendo en los últimos años es la Senegal Grindcore Mafia, que desde Tucumán se ha metido con su primer disco, "Hay Daño en Casa", en todas las encuestas y resúmenes del año pasado, con su metal experimental, ecléctico y vanguardista. ¿Qué hace una banda tucumana en nuestro Blog de Rock Misionero? Su guitarrista, Gaspar Rojas, es posadeño, así que con él charlamos para que nos cuente acerca de la banda que tuvo en Misiones antes de irse a Tucumán (quizás muchos la recuerden, Elfos), de sus bandas en tierras tucumanas y por supuesto de la Senegal; pero además, charlamos acerca de muchas de las cuestiones que hacen a la vida y el crecimiento de una banda emergente e independiente, y fundamentalmente del interior del país; los conceptos que nos deja sobre su visión de cómo encarar la movida son realmente útiles para cualquier músico de cualquier género, así es que, los invito a que lean la entrevista completa con Gaspar Rojas



¿Acá en Misiones ya tocabas? ¿Cómo se llamaba tu banda?
Se llamaba Elfos, hacíamos una especie de alternativo bien mezclado, al estilo Pixies, medio grunge, medio pesado, medio colgado, medio pop por momentos. Grabamos un demo con Osvaldo de la Fuente allá por el 2001. En bajo estaba Juan Pablo Nuñez, alias Coño, uno de los bajistas de reggae más deseados actualmente. Diego Lopez en guitarra, que ahora está tocando en The Big Channels y Natural, y Alexi Ledesma, radicado en Bs As. hace más de 10 años, y que sigue tocando también allá, bajo el seudónimo de Ingeniero Ledesma como solista, y en varias bandas cuyos nombres no me vienen a la mente ahora.

¿Y en qué año te fuiste a Tucumán? ¿Cómo fue tu ingreso a la música allá?
Y allá fue re fácil por suerte. Agarré y pegué un cartelito de "violero equipado se ofrece para banda de lo que sea" y al otro día me llamaron para tocar en Onírica, una banda que tuvo muy buena repercusión allá entre 2003/5. Grabamos un ep, " Espíritus Minerales" que está en youtube. Fue una banda bastante experimental también, e influenciada mucho por el contexto musical de la época, pero siempre argentinizando los conceptos
Era una linda época en Posadas, parecía que todo iba a crecer descomunalmente. En Tucumán también. Hasta que pasó lo de Cromagnon y se pudrió todo. Hubo que volver a empezar la movida desde cero prácticamente



¿Luego de Onírica ya vino La Senegal?
No no, después vino Empleado del Mes, que se convirtió luego en Los Empleados. Grabamos casi cinco discos, están la mayoría en youtube. Hacíamos una especie de punk que evolucionó hacia el indie eventualmente pero bien rosqueado. Llegamos a tocar con 2 Minutos, El Otro Yo, Las Pelotas, Los Ratones, Los Piojos, con Daniel Melero, y mil bandas. Fue la época más prolífica pre-cromagnon en general en Tucuman. Muchas fiestas y recitales under mezclados con fechas grandes.
Y eventualmente la banda se disolvió más que nada por cuestiones de drogas, principalmente LSD

¿Y después de eso?
Luego armé una banda de Stoner, Merkhaba, que llegó a abrir para Los Natas, allá por el 2010/11, pero no llegamos a grabar más que un demo. Y la Senegal nace recién en 2014, después de un breve retorno a Posadas por la muerte de mis dos abuelos.




-La Senegal está formada por músicos que ya veníamos de tocar en bandas conocidas en el ambiente: los Random, Pablo y Yuri; y en batero, Germán, venía de Delphoz, una banda de metal extremo.

El primer disco tuvo muy buena repercusión, y ya están pensando en un nuevo trabajo
-Correcto. El segundo. Se llamará Ido y Lúcido y va a ser un disco doble. Lo vamos a grabar en vivo, o sea todos juntos en una sola toma, en mayo, durante tres días. El estudio elegido es Sonoramica, queda en las sierras de Córdoba.

Tuvieron muy buena repercusión en el ambiente emergente, hoy son una de las bandas más reconocidas del interior, ustedes lo sienten así?

En realidad lo vivimos como un experimento me parece. Sabemos que hay muchas bandas
increíbles en el país, graban discos muy buenos, con propuestas interesantes, innovadoras, y que no tienen la repercusión que se merecen. A nuestro modo de ver, eso está emparentado con una forma un tanto utópica de entender el negocio de la música. Tenemos una mentalidad adolescente al respecto, producto de lo que nos vendieron en los 90's: hacés un disco, viene un productor, firmas un contrato, y ya sos famoso. Pero empíricamente no es así. Ahí entra el deseo: ¿Qué queremos hacer con nuestra música? Si queremos que nos escuchen, nos tenemos que hacer escuchar, y para eso hay que tocar, grabar, girar. Nosotros lo que hacemos es trabajar muy intensamente, y creo que la repercusión va de la mano del laburo, más allá de la música. Le ponemos muchísimo empeño a la música, obvio. Ensayamos todos los días prácticamente, pero también trabajamos en el proyecto todos los días. Cuando salga el disco vamos a compartir gratuitamente cómo hicimos para sacar un disco que nos está saliendo 100.000 pesos, algo que nos parecía imposible de siquiera imaginar hace dos años. El trabajo y la.dedicación son la base de todo. 




-Sabemos que hay muchas formas de plantearse la música. Como te decía, creo que depende de cada uno, de sus objetivos e ideales. El mensaje que tenemos es que creemos que se puede llegar a tener difusión, llegada, y todo lo que busca una banda, sin depender ni del mainstream para llegar, ni de "pegarla". Este último concepto es más bien contraproducente, porque muchas grandes bandas de quedan en grabar un disco, subirlo, compartirlo en fb y listo, y cuando ningún productor les escribe diciéndoles que son la
revelación mundial de la música se bajonean y dejan de producir. Claro está que depende de cada uno, y de lo que la banda busca. Algunos disfrutan componiendo y tocando en sus ciudades nomas, y eso está perfecto. ¿Pero cuántos de nosotros nos pasamos años quejándonos de que " el ambiente" es un bajón, de que "el público" no apoya a las bandas, o de que no pasa nada directamente?. Y nosotros al menos, nos dimos cuenta de que la escena la hacemos los músicos, de que el publico quiere adrenalina, propuestas de calidad, buen sonido, luces, bandas que toquen bien (independientemente del estilo). Y si no podemos proveerles lo que esperan, por qué deberían "apoyarnos"?
No quiero decir que nuestra forma de hacer las cosas es la mejor, o "la que va", pero si quiero instar a los muchos buenos músicos y bandas de mi tierra natal a que se animen a la autogestión. Es sentarse a pensar: si nadie lo va a hacer por mí, como puedo hacerlo yo mismo? No es fácil, al menos en mi experiencia, y hay que aprender muchas cosas, diseño, algo de sonido y de luces, hay que aprender a salir a buscar sponsors, subsidios, a conseguir arreglos justos con los locales que brindan espectáculos, todo eso es parte de la movida.
La posta es que se junten un par de bandas y armen un ciclo. Una o dos veces al año. Y hagan ida y vuelta con otras bandas que armen ciclos, y así se fomenta el intercambio cultural.
Justamente lo que nos separa del "primer mundo" es que acá no se puede vivir de giras, porque hay poca movida como para hacerlo. En EEUU viste que las bandas salen tres meses de gira y tocan de lunes a lunes. Acá es inconcebible porque no vas a tocar un lunes en Corrientes ponele, porque no va ni el loro
Pero creo que sí podemos llegar a un punto en el que pueda tocar una banda y meter 100 personas un jueves. Un reci de 100 entradas pagas ya hace redituable la cosa, y te permite dar un show de calidad.
Y el experimento radica en que estamos haciendo cosas que no sabemos hasta dónde nos pueden llevar, pero sabemos que solos no es la forma, y por eso a donde vamos buscamos gente que comparta nuestra visión, para compartir experiencias y buscar la forma más factible de hacer crecer TODA la movida del nuevo rock argentino.