lunes, 27 de febrero de 2017

20° Aniversario de La Posta en Vida



20 años no es nada, dice el tango... Todo lo contrario, 20 años es muchísimo; 20 años es el tiempo que lleva La Posta, en Montecarlo, dando lugar al arte y la cultura, desde aquel lejano 1997 en que abría sus puertas por primera vez. Y qué mejor manera de festejarlo que a pura música; un gran festival con nueve bandas de rock, metal y música extrema.
El de La Posta es un caso totalmente atípico; un restaurante elegante y de impronta familiar, que le abre las puertas a la movida más pesada, ésa que en todos lados es discriminada, y que está logrando posicionar a Montecarlo como uno de los lugares en que la movida extrema más ha crecido. Y seguirá creciendo; el sábado 18, Death In Fire festejaba aquí su segundo cumpleaños junto a Engranaje y Anthares; el sábado 25, este Megafestival con nueve bandas, y la siguiente semana (3 de Marzo), llegará desde Buenos Aires Matán S.A., junto a Infección Crónica, Memento Mori y Necropsia. Para mayo ya está confirmada la llegada de Necroabortion; la movida extrema, más fuerte que nunca.
 El público, agradecido por tener un lugar cómodo donde vivir su pasión. Las bandas, también; prueba de ello fueron los cientos de kilómetros que hicieron algunos, desde Apóstoles, Oberá, Posadas, Puerto Libertad o Jardín América, para estar presentes y participar de este 20° Aniversario de La Posta en Vida.



DULCE LUNÁTICA

El puntapié inicial lo dieron los apostoleños de Dulce Lunática. Gustavo Peralta, Lucas Semczuk y Alejandro Soza hicieron el viaje más largo, casi 250 km para estar; acompañados por Mirta Ramirez, del programa radial Cable a Tierra. Vinieron a presentar un Tributo a
Pappo; casi la totalidad de su repertorio se basó en temas del recordado guitarrista, justo el día en que se cumplían 12 años de su muerte. Tuvieron como invitado en dos temas a Ramiro Godoy (que filmó a todas las bandas para reflejarlas en el documental rockero en el que está trabajando) en voz, y durante todo su recital, tuvieron como segundo guitarrista invitado a Sergio Pampín, de Engranaje (Eldorado), que se acopló a la banda a la perfección, a pesar de no haber tenido ensayos previos. También hubieron dos covers de Patricio Rey, pero no de los temas conocidos, sino de dos inéditos; "Mi Genio Amor" y "Honolulú". Tuvieron muy buen recibimiento por parte del público.



BLACK REY



El trío posadeño Black Rey presentó muchos temas propios, de muy buena factura. A pesar de sus inconvenientes (al guitarrista le habían robado su guitarra, y tuvo que tocar con la que le prestó Ricky Barrios, sonidista), dieron un gran show, ante un público que escuchó con respeto y elogios sus temas propios, y pogueó y coreó los covers de Hermética, Metallica, etc, que presentaron.



Ma.Ri.El.


Ricky Barrios estuvo a mil ese día. Como uno de los anfitriones de la fiesta, se encargó de recibir y atender a las bandas y al público, atendió la cantina, se encargó del sonido (muy bueno) y por si esto fuera poco, también tocó con su banda, Ma.Ri.El. Si bien con este nombre hace poco que están tocando, el proyecto ya tiene varias presentaciones; antes, tocaban como Factor X, pero decidieron cambiarlo por Ma.Ri.El, que se forma con las primeras letras de los nombres de Marcelo (Olivera, bajo), Ricky (Barrios, guitarra y voz) y Elías (Martínez, batería). Rock y Metal oscuro, cerca del stoner, con pasajes instrumentales y algunos temas cantados, con mucho clima, algo psicodélico; es muy interesante lo que hacen.



CORCEL DE ACERO


La banda de Puerto Libertad, que nos tenía acostumbrados a sus muy buenas versiones de temas de Pappo´s Blues y Riff, ahora está incursionando más en sus temas propios, y es una gran decisión; tienen editado un demo con tres temas, "Rústico y Pesado", que tocaron junto a otras canciones nuevas, y algunos covers que hicieron saltar al público. El Gringo Sánchez es todo un referente del Rock en la zona Norte de Misiones, y es muy bueno ver esta evolución de Corcel de Acero hacia los temas propios.



ÑANDERTAL

Sonidos oscuros, pesados, psicodélicos. La guitarra no se limita a riffs, rasgueos o solos, sino que experimenta con sonidos y efectos que crean atmósferas singulares, respaldados por la batería y el bajo que desarrollan bases oscuras y pesadas. Ñandertal vino desde Oberá a mostrar su propuesta de Rock Stoner de mucho vuelo, y para aprovechar bien tan largo viaje, brindó un show bien extenso, haciendo de bisagra entre las primeras cuatro bandas, más rockeras y metaleras, y las siguientes, bien extremas.



SOIL


Desde Jardín América, la Capital del Death en Misiones, llegaba Soil, banda formada por Alejandro Hankwitz en guitarra, su hermano Franco en voz, en bajo Cristian Cherunga y Fabián Gimenez en batería. Han agregado un nuevo integrante, que en esta ocasión no fue de la partida; el segundo guitarrista, Kevin Baunhart.  
La banda hace temas propios solamente, muy interesantes; vienen  tocando desde hace unos dos años, y entre sus próximos planes, está la grabación de un material que refleje esos temas.



MEMENTO MORI

Los montecarlenses eran casi anfitriones del festival, ya que desde temprano ayudaron en la organización, venta de entradas, etc. Gracias a ellos, también, es que Montecarlo se ha convertido en un punto de referencia para la música extrema; ya tienen un buen número de seguidores, tal como se notó en esta ocasión, en la que jugaron de local y con fuerte apoyo de su gente. Su set se basó en temas propios, muchos de ellos nuevos, que seguramente formarán parte de su próximo material, y otros, que están incluídos en su primer trabajo, el demo que salió en 2016.



NECROPSIA


También de las extremas tierras de Jardín América, llegaba Necropsia con su Brutal Death Metal. Son también una banda de mucha trayectoria y muy admirada por el público extremo. Se destaca la escena del cantante y también la técnica impresionante del baterista. 
El primero de los videos tiene un final abrupto porque se me cayó el teléfono en el pogo; el segundo sí está completo.





INFECCIÓN CRÓNICA

Infección es un ejemplo a seguir para todas las bandas extremas de la región. Pioneros del género en Misiones, los Jardinenses son desde hace más de 20 años una de las bandas más importantes del Death, y trabajan firmes para seguir creciendo cada día más. Hace una semana regresaron de Buenos Aires, donde estuvieron grabando su próximo disco, en los estudios de La Nave de Oseberg, y ya arrancaron con la destrucción de cabezas en vivo; el próximo sábado, van a estar también tocando junto a Matán S.A. Más adelante publicaré una entrevista con la banda. 
Fue el gran cierre para una verdadera fiesta, donde se festejaba mucho más que el aniversario de un restaurante; se celebraba también, tener un lugar donde el Rock puede vivir y crecer. Felicitaciones a La Posta, felicitaciones a Chulo y todo su equipo.