sábado, 11 de febrero de 2017

Rock en CCIPO, con Ni A Palo, Santchest, Las Putas Madres y Encrucijada



Qué bueno que se sumen lugares donde pueda florecer la cultura. Ya sean bares o restaurantes que apuesten a la música en vivo o, como en este caso, un Centro Cultural Independiente, con gente que se anime a generar movidas. Qué bueno también que la gente apoye y asista, para que la onda crezca y se retroalimente.
Para el viernes 10 de febrero, la Casa Cultural Independiente y Popular del Oeste (CCIPO) organizó una noche de Rock, con entrada a la gorra. Ni a Palo, Santchest, Las Putas Madres y Encrucijada eran los números artísticos que convocaban, y a pesar del clima inestable, la gente se fue acercando hasta el Km 3 donde está la Casa Cultural.
Hacia las 9 de la noche, para ir generando clima, mientras adentro probaban sonido, en el porche de la casa comenzaban a calentar motores Sebastián Yoner, Matías Bordón, Cristian Nuñez, en formato acústico y sin amplificar.
Para las 22:00 hs, ya estaba todo preparado, y entramos a la Sala a disfrutar del acústico de Ni a Palo

NI A PALO
En realidad, la mitad de Ni a Palo; Santiago en guitarra y voz, y Wilson en guitarra, ofrecieron un set acústico muy bueno. Canciones de Rock Nacional; Callejeros, La Renga, Pappo, Gardelitos, Las Pastillas del Abuelo, NTVG, Attaque, entre otras, mantuvieron durante cerca de una hora al público coreando y cantando.  
Promediando su set, laguitarra de Santiago dijo basta, así que Wilson le prestó la suya y por un buen para de canciones, estuvo Santi solo bancando el show, con muy buenos resultados. Para cerrar el espectáculo, regresó Wilson y hicieron varios temas más, incluso con un invitado, Matías Bordón, que puso su armónica al servicio de un potpourri de canciones de Pappo.





SANTCHEST
El verano es la estación en la que florecen los Santchest; en este verano ya han tocado siete veces (nada mal!!) y la última oportunidad para verlos era en el CCIPO. La propuesta del grupo es viola y guitarra (la viola es parecida al violín, pero ligeramente más grande y con un sonido más grave) interpretando viejos clásicos del country y también muy buenos temas propios, con letras en castellano, que con la voz grave de Matías Bertolo suenan melancólicos y profundos. Leo Abilgaard añade la magia de su viola, y así, temas propios como "Y tu Ángel", "Hasta Luego", "Jimmy", se mezclaron con viejos clásicos de Johnny Cash y Hank Williams. Su set se dividió en dos partes, con un receso en el medio propuesto por Day Torales (!?)





LAS PUTAS MADRES
Desde Montecarlo llegaba a tocar por primera vez en Eldo este grupo formado por varias chicas. Algo bastante inusual por esta zona, bajo, voz y batería están a cargo del género femenino, y esto ya de por sí me resultaba novedoso y atrayente. Pero cuando arrancaron a tocar y como segundo tema metieron un cover de Los Pie (Stand By Me), me terminaron de volar la cabeza. Altísimamente recomendables Las Putas Madres, funk con mucho groove, una cantante con mucha escena, que se deja envolver por la música y canta, baila, gesticula, se apasiona y te hace apasionar. Covers de Red Hot, un tema de Pescado Rabioso, y me dejaron con ganas de más. 
La banda comenzó a tocar hace poco (dos meses) haciendo jazz, funk y rock. Han tocado en el segundo Checho Fest y en Vortix Espacio Independiente, en dos oportunidades. La banda está formada por;  Guitarra Alan Ramirez, voz Martina Balatorre, Bajo Carla Olmos, batería Aixa Escobar. Además tienen otro guitarrista, Tomy Reyna y un saxofonista y vocalista, Ricardo Gandolfo, que en esta oportunidad no vinieron.







ENCRUCIJADA
Para el cierre, fue el turno de Encrucijada. La banda liderada por Rodrigo Negro y Pablito Ríos presentó un set con buenos covers, muy festejados y coreados por el público (que hay que destacar que se quedó hasta el final), y varios temas propios, de su disco homónimo que salió el año pasado. Covers de Bob Dylan,  Pappo, Viejas Locas, El Soldado, y temas de la banda como "Blues del Noticiero", "Tiempos Raros", fueron parte del repertorio de la banda eldoradense.  
Una gran noche de música en la Zona Oeste, buena presencia de público, una Casa Cultural que está creciendo y sumando propuestas; ojalá se continúe trabajando por este camino, para que de una vez por todas Eldorado florezca culturalmente.