viernes, 17 de febrero de 2017

PRISMÁTICOS Disco; "Díscolo" (2015)





"Un artista es un intérprete de la realidad, haciéndola digerible para quien es incapaz de transformarla en palabras, sonidos, formas, colores, sentimiento... Catalizador, Prismático, foco, uno ve a través de él, no la realidad misma, una reinterpretación. Prisma, múltiples vistas, facetas, visiones, lupa, plano general y zoom salvaje, Juego de prismas, deconstrucción de imágenes, diferentes facetas de algo, que es eso, y otra cosa más, Sean Bienvenidos". Con esta frase José Palacios nos da la bienvenida a Díscolo, el segundo trabajo de Prismáticos, y es una buena forma de alertarnos acerca del mundo al que nos estamos acercando. Un mundo de canciones urbanas, de rock cancionero, orgullosamente pop, que más que contar historias las sugiere, que nos muestra una foto y nos permite imaginarnos toda un relato detrás. Allí es donde radica uno de los principales atractivos de "Díscolo", en esa insinuación que nos permite apenas vislumbrar, casi como voyeurs, esas crónicas. "Cuando hay tanto para decirte, es preferible callar", dice en "Bailando Sola"



A veces, José usa los Prismáticos para acercarnos a historias ajenas, como la chica que busca diversión en "Harakiri", o el que está ansioso de poder y cosas materiales en "William". Otras veces, son crudamente íntimas y cercanas; "Vos ya sabés cómo soy, ese que nunca te dijo que no, pero hoy yo no sé, creo que algo se nos rompió", como canta en "Salir sin vos". "Daikiri" combina magistralmente las dos miradas; "Las chicas toman sol, y todo el barrio dice, hay que lindas que son", dice, mirando de lejos. Pero esas chicas, "Rubias, morenas, pelirrojas", derivan el pensamiento hacia la intimidad; "a todas quiero y sólo una me hace feliz; siempre tiene un segundo para mí, cuando nadie da nada, ella me sigue hasta el fin".
"Misionerita", la canción de Don Lucas Braulio Areco, versionada en rockerísima versión, tiene destino de clásico, casi como el "Posadeña Linda" de Divino Vicio.
Algunas canciones tienen un espíritu más acústico, guitarrero, casi de fogón; en otras, hay un notable impulso dance, como en "Salir Sin Vos", o "Harakiri". En esto probablemente tienen que ver las bases, ya que si bien hoy Prismáticos es una banda bien establecida, para la grabación de este disco, era prácticamente un proyecto solista de José Palacio. "Lo grabe casi solo en el estudio de Sergio Borello. Son canciones que la banda en esa época no tocaba en vivo, no estaban proyectadas sus grabaciones. Eran mis hijas bastardas a los ojos y oídos de mis compañeros... Decidí grabarlas y asumir la paternidad, creo que se lo merecían. Además estábamos en un impasse con el grupo y me estaba aburriendo y carcomiéndome en la necesidad de plasmar algo. Son muchas canciones en la criolla  y solo 2 discos editados - ahora viene el tercero - y un disco inicial que grabe  con Osvaldo (de la Fuente)y decidí destruirlo porque no me gustó mi voz .", explica el cantante y compositor. 
Hoy la banda está integrada por Jose Palacio, Maxi Gruber, Lucas Leandro, Beto Rolon y Matias Segovia. "Con la banda, las canciones de ese disco están sonando casi igual; más rock, claro... nuestro vivo es mas eléctrico", explica José.



Díscolo fue grabado entre abril y noviembre de 2012 en Estudios Boser, con la asistencia de Sergio Borello, que se encargó de la Edición, Mezcla y Mastering, además de colaborar con la programación de baterías, percusión, guitarras, bajo, teclas y coros.
Voz, coros y guitarras acústicas; José Palacio
Invitados;
Marcelo Fernández, guitarra en "Misionerita"
Juanjo, saxo en "William"
Patito García Jr. Guitarra en "Transversal"
El Arte de Tapa y Diseño; Meque (Javier Ignacio Abian)

En el Soundcloud de la banda, se puede escuchar el disco completo, y descargarlo de manera gratuita