martes, 30 de agosto de 2016

ENTREVISTA GASTON NAKAZATO

 Gastón Nakazato es uno de los músicos más importantes de Misiones, por la carrera que ha sabido forjar, por su creatividad, por su talento y por la gran proyección que tiene; cuando uno piensa en los músicos con posibilidades de trascender a planos más importantes dentro de la música, sin dudas el obereño es uno de los primeros que vienen a la mente. Por todo esto, y fundamentalmente porque es uno de los músicos a los que más admiro, quería desde hace tiempo tener la oportunidad de charlar con él. Y con esta entrevista, pude hablar de todo; de sus inicios en la música, sus primeros grupos, como Remembers y Código Z, sus inicios como solista, los procesos que desembocaron en cada uno de los discos, nos explica qué es Ruta Nacional Canción, y nos adelanta algunos planes futuros, como su participación en la Fiesta Nacional del Inmigrante. Espero que la disfrutan.


La primera pregunta tiene que ver con tus inicios en la música; ¿Qué fue lo primero que escuchaste, qué fue lo primero que te movió hacia la música?
Gastón; - Creo que más allá de lo innato, de algo que ya viene en mí, de una situación genética y cosas que uno ya trae, recuerdo que cuando yo tenía cinco años, por ahí, mi madre me regalaba discos, se cruzaban a Paraguay y traían discos de allá, y uno de los primeros que recuerdo era uno de Abba, yo era como fana, habrá sido año 78', 79', y era algo que disfruté mucho, de esa música, esas canciones.
A los seis años mi viejo me regaló una guitarra, yo los escuchaba desde mi cuarto a ellos, cuando mi viejo llegaba del laburo, se ponían en el living a cantar, canciones folklóricas, esas cosas, y se ve que mi viejo se dio cuenta de que me gustaba, así que en un momento muy atinado me regaló una guitarra, y me lleva a tomar clases con Rogelio de Olivera, uno de los músicos importantes que tenemos en Oberá. Se convirtió en mi primer maestro, me enseñó los rudimentos del Folklore y algunos acordes, que ya con algunos libritos y enseñanzas de mi viejo ya conocía algo, mi viejo me enseñó algunos acordes, La Mayor, Re Mayor, Mi mayor, tónica dominante y subdominante, y algunos rasgueos, me mostró un par de libritos y vio que tenía que mandarme a un profesor, y ahí me mandó con Rogelio.
Por Canal 12 creo, pasaban un dibujito animado de Los Beatles, fue como una revolución, yo tendría unos siete, ocho años, entonces, le digo a mi padre, "Conocés a los Beatles?". Ahí me lleva a donde tenía los discos de vinilo, y me muestra; tenía varios discos, y para mí fueron LA banda. Me dejaba poner la púa en los discos, y en "Let It Be", el cuarto surco, estaba con los auriculares, era "Across the Universe". Cuando termino de escuchar la canción estaba llorando, sin saber nada de inglés obviamente, pero la música me atravesó, y ahí sentí que yo quería ser como Los Beatles, quería ser músico, y ahí empecé.  
Disco "Naciente"


Y tu primera banda justamente fue Remember, Tributo a Los Beatles
- Claro, exactamente, a los catorce años me encontré con otros amigos del barrio, y animábamos fiestas familiares, uno de los chicos tocaba el acordeón, yo tocaba la guitarra, y entre "Desde el Alma" y canciones de Los De Imaguaré, empecé a meter un "Yesterday", un "Let It Be", tenía las letras y medio por fonética las cantábamos, entonces empecé a decir, "muchachos, vamos a tocar esas canciones", el también se empezó a sentir identificado, llamamos a otro vecino que aprendió a tocar la guitarra en dos meses, otro flaco que era compañero de escuela de los pibes, rescatamos un par de tambores de una batería, armamos una estructura muy rudimentaria para una batería y ahí empezamos a tocar, les empecé a pasar las canciones de los Beatles, y los vagos se coparon tanto que fuimos a un lugar que era de uno de los grupos de allá, se llamaba Piel Negra, uno de estos grupos de Bailes Populares, ellos tocaban mucho en Club Atlético Oberá, en el Club Cooperativa, antes del advenimiento de la Bailanta, y ahí se tocaba en vivo. Ellos tenían una salita de ensayo y nosotros les preguntamos si nos podían alquilar, y bueno, nos dieron el lugar, teníamos que pagar sólo el costo de la energía eléctrica, y allí empezamos a colgarnos las guitarras eléctricas, el bajo, y empezamos a armar este grupo Tributo a los Beatles, que a los seis meses de empezar a ensayar tuvimos el debut, por un sandwich y una gaseosa.

¿Quienes eran los integrantes?
- Ahí estaban; Javier Gastaldo, ahora devenido en rector de una institución educativa, a su vez también, escultor, su padre fue uno de los fundadores de la Facultad de Bellas Artes. Javier Boattini, el Polaco, que tocaba la guitarra eléctrica, yo tocaba por momentos guitarra rítmica y primera guitarra, y estaba Claudio Simmelhag, baterista. Tocamos la primera vez y nos fue bien, la gente cortó la calle, bailaban, era una cosa tremenda, yo tenía catorce años, y con este grupo me compré mi primera guitarra, dejé de pedirle guita a mi viejo, empecé a bancarme los estudios yo solo, con mi dinero, y después, más adelante, cambiamos algunos integrantes, y conformamos otro grupo con otro batero y otro bajista, que se llamó Código Z y hacíamos covers de Soda Stereo. Pero Remember fue un grupo que arrancó a fines de 1988 y con algunos cambios de integrantes, ha seguido hasta hace poco, ahora está un Stand By también porque yo estoy como en otra cosa, pero siempre es como que yo lideré este proyecto, siempre canté yo, pero no era tocar tal cual sino hacer versiones de los temas.




¿Y con Código Z como fue?
- Código Z fue un primer acercamiento a la composición y al rock Argentino, era la época de Canción Animal de Soda Stereo, algunos discos de Riff, que escuchábamos gracias a Roger Santander que era muy amigo, y a su vez el batero de Pirámide, que era uno de los grupos precursores del metal en la Provincia, el batero tocaba con nosotros en Remember en algún momento, y con él armamos Código Z, y él me presentó a Roger y a otros integrantes de Pirámide, y bueno, con Roger nos hicimos muy amigos y él me empezó a prestar algunos discos de Riff, de Led Zeppelin, Deep Purple, y otras cosas que me ayudaron a construirme.
Código Z era; Orlando Garrido en batería, Juan Antonio Villamayor en bajo, y yo en guitarra y voz

Hablando de tu conexión con el rock pesado, hace poco tiempo estuviste participando de una experiencia de Metal y poesía con bandas de Oberá
- Si, el año pasado hicimos esa experiencia de Poesía y Rock. Fue una búsqueda a través del lenguaje, porque no dejan de ser lenguajes. Entonces, más allá de la sonoridad, desde el lenguaje, hay un hecho donde la palabra está. Y entonces, con otro poeta, en este caso, Aníbal Benítez, poeta de allá de la zona centro, también un generador de eventos culturales y tertulias musicales y poéticas, me convocó a participar de esto, sumé también mi equipamiento en sonido, y convocamos a otros músicos, en este caso a músicos de metal bien extremo, como Carnopraxis. Y estuvo bueno, sobre todo para quebrar una situación de prejuicio entre los géneros

Volviendo atrás, me contabas que con Código Z fue tu primer acercamiento a componer
- Si, así es, eran algunas canciones que... Uno es lo que escucha, así que en ese momento las canciones estaban muy cercanas a Soda, incluso a cosas que sonaban mucho en la radio, Enanitos Verdes, qué sé yo... Y en algunos temas se mezclaba lo que yo escuchaba, como Riff, también de lo que yo podía tocar, ¿no? porque yo no soy un gran guitarrista, más bien me acompaño, me gusta mucho la armonía, entonces me dedico más a eso, a construir desde los acordes y la armonía, y ahí me someto a la palabra escrita

¿Cuándo fue ese momento en que te diste cuenta que tenías que mostrar tus propias canciones con tu propio nombre y comenzar como solista?
- En un momento yo me acerco a Posadas para empezar a tocar un poco más, porque en Oberá no tenía lugares donde tocar, lo único que podía tocar en Oberá era con Remember, lo otro ya se había disuelto y Remember también estaba por ahí... A su vez, en el 94 yo me voy a estudiar a La Plata, me voy a estudiar música a la Facultad de Bellas Artes,  Licenciatura en Composición Musical, estuve un par de años en la Facultad aunque no concluí la carrera, pero me acerqué a algunas situaciones que me llevaron a comprender algunas situaciones de la vida... Y ahí, en los pasillos de la facultad empecé a tirar algunas canciones. A su vez, el primer año que yo estuve allá, solo, lejos, y manejándome y administrándome por mí mismo, hubo mucho estímulo y empecé a componer muchas cosas y empecé a mostrar eso, a compañeros de la facultad, y ellos me animaron a que prosiga porque les parecía que estaba en una linea que tenía una identidad, tenía algo, y así empecé a delinear un poco más, cuando volví  ese primer año armé con la ayuda de muchos amigos un show que se llamó "Almística", fue un compendio de las primeras canciones que yo compuse. Ahí ya empiezo a manejar ese concepto de mezclar, de los neologismos y las metáforas, que después ahondé más en esos recursos poéticos.
Y presento Almística, se llenó de gente la Casa de la Cultura, y fue como que me empezaron a dar pelota los medios y todo eso, y gracias a ese estímulo, me voy a Posadas, hablo con Joselo Schuap que trabajaba en FM Light y le digo, "mirá, quiero salir de Oberá, dame una mano", y bueno, el negro me dio una mano, los dos veníamos del interior, él de Alem, yo desde Oberá, así que bueno, me abrió algunas puertas, tocamos en un montón de lugares, yo por ahí lo acompañaba con el bajo, y de a poco iba presentando mis canciones, la gente empezó a conocerme, de esa época lo conocí a Osvaldo de la Fuente, que con él grabamos algo, él estaba armando su estudio De La Mente Records, y me abrió el lugar para empezar a grabar mis cosas

Y con Osvaldo grabaron Innube, tu primer disco
- Claro, me fui hasta la casa de Cacho Bernal, le golpeé la puerta y le dije "Soy Gastón Nakazato, soy un músico de Oberá, toco canciones, vos sos el mejor batero que conozco, y vengo a  mostrarte lo que hago"... Cuando me di cuenta, Cacho estaba sentado en un cajón y ya estaba tocando y cuando nos dimos cuenta ya llamamos a Dani González, bajista increíble, de Los Pie, y Osvaldo que se metió también ahí, y bueno, armamos una banda, con Marissa Gonzalez, la hermana de Dani, en teclados, que en parte también me ayudó a producir el primer disco musicalmente, y bueno, salimos a vender anticipadamente un disco que aún no existía, y la gente reaccionó a esa posibilidad, y lo pudimos hacer




Después ganaste un concurso de la Fundación Octubre y llegaste a grabar el disco con Litto Nebbia
- Claro, un certámen del que participé, mandé unos temas buscando la opción de acercarme más a Buenos Aires, el lugar natural donde recae todo, esas cosas que tienen las capitales, así como me fui a Posadas en su momento, también me fui a Buenos Aires, así que buscando esa alternativa, hurgando en la Web me encuentro con un certámen llamado Premios Octubre que convocaba a diferentes disciplinas artísticas, y leo que en la parte musical estaba como jurado Litto Nebbia y uno de los premios, el primero, era grabar el disco a través de Melopea Discos, su sello, así que me pareció interesante, y más que interesante me pareció que era el lugar donde debía enviar las cosas.

Además es un sello que busca no sólo lo comercial, sino también lo artístico, la calidad musical
- Sí, me pareció que era un lugar donde iba a aprender mucho, había momentos en que hicimos el disco como pudimos, y creo que hicimos un lindo disco, a pesar de esa ingenuidad. Y bueno, envié unos temas y resulté el feliz ganador. Y ahí me encontré con Litto, y me abrió las puertas de su sello, ahí está un técnico divino que es un amigo, también, ahora, Mario Sobrino, que es un ser excepcional y que a mí me ha ayudado muchísimo a encontrar un sonido, a encontrarle una vuelta, a que yo accione una nueva manera de cantar, me ha ayudado muchísimo. Así que grabamos ese disco, Nakazato se llamó, que ya va por su tercera reedición, así que muy contento por eso. 




Pero además de ese premio, quedó una relación muy buena con Litto Nebbia, él siguió muy de cerca con vos, en Naciente tuvo mucho que ver... 
Exactamente, es el disco que estamos promocionando y tratando de difundir, gracias a la ayuda de muchos medios de la Provincia y el país. . Y si, Naciente nace también gracias al apoyo de Litto, que en un momento hicimos una gira con él, me animé a producir una gira y yo era, además del productor, el anfitrión y el telonero. Hicimos Posadas, en el Centro del Conocimiento, eso fue en el 2012. También en salón de un hotel en Oberá, Cabañas del Parque; acá en Eldorado, en el Salón Eibl, con la ayuda del Centro Cultural Kuarahy, y en un hotel en Iguazú. Hicimos esa movida y después, tomando un café, Litto me dice; "Bueno Negro, muchas gracias, hoy estuvo todo bien, zafamos, fue perfecto. Pero, ¿vos qué querés hacer? está bien que produzcas, pero... vos sos músico, entonces; qué querés hacer?". Entonces le digo, "Bueno, mirá, tengo un puñado de canciones nuevas, tengo un concepto de un material, y necesito un lugar donde grabar. Entonces quería preguntarte a vos si puedo grabar allá, es un estudio que ya conozco, lo conozco a Mario, me gusta la forma que tiene de laburar, y me parece que es un lindo material.
Me dice "Contá con eso, te doy dos semanas de horas de grabación", que al final fueron como un mes y medio de grabación, algunas cosas pagué yo pero la mayoría Litto se hizo cargo. Me dio esas horas que son un montón de  dinero, y bueno...
Y fuimos con todos los chicos, una banda excepcional, gente de acá de Posadas, lo que es Yarará Funk, Diego Bergara en bajo, Fernando Quintana en guitarra eléctrica y composición musical, Fernando Solís en batería, Leandro Yahni en teclados, nos fuimos para Buenos Aires y grabamos todas las bases, y después hubieron otros músicos, entre ellos Litto Nebbia, Mariana Baraj, Juampi Di Leone en flauta, Hermann Ringer en arreglos de Violines, de cuerdas, Andrés Beeuwsaert, ex tecladista de Pedro Aznar, de Javier Malossetti, de Fats Fernández..., Chungo Roy, un gran tecladista posadeño que vive en Buenos Aires, y bueno... un montón de amigos impresionantes que grabamos este disco que para mí es mi primer gran disco. Así que estoy contentísimo de estar divulgándolo hoy en Eldorado
Es un disco que tiene un concepto detrás, que tiene que ver con el fallecimiento de mi padre, de alguna manera, enfrentarme con el hecho de su muerte me hizo reflexionar en un montón de cosas y de eso salió Naciente, como un canto a la vida, mi familia es  de ascendencia japonesa, entonces, Naciente tiene varios significados, está por ejemplo el Sol Naciente, pero no le podía poner Sol Naciente, ¿entendés? por eso, le puse Naciente. Es un disco que lo luchamos mucho, primero lo lanzamos en forma virtual, porque no sabíamos qué iba a pasar, golpeamos muchas puertas, muchas puertas, y finalmente, la entonces diputada Tiki Marchesini me recibió, creyó en el disco, y me brindó el apoyo necesario, para que por fin pueda hoy tenerlo en mis manos en una edición física. 




Me contabas que en un momento de tu vida hiciste el salto hacia Posadas, más tarde el salto para poder crecer fue a Buenos Aires. Pero ahora veo que además, estás trabajando muy fuerte en otras provincias, federalizando quizás toda tu movida.
- Sí, he tocado en Santa Fé, en Corrientes, en Chaco, en La Pampa, en Córdoba, en Mendoza, sí, hace rato que venimos con una experiencia, un ciclo que se llama Ruta Nacional Canción, somos los mismos cantautores que nos hemos convertido en productores, porque de otra manera, nadie te está llamando por teléfono para decirte, "Che, Negro, vení que voy a producirte algo", ni las municipalidades, nadie, nunca hay presupuesto... Entonces, nosotros desde una gestión independiente buscamos y aseguramos un propósito comunicacional y planteamos una red de músicos autores con lo cual también nos aseguramos que nuestra música circule. 
Hace unos cinco o seis años que venimos planteando eso en todo el Litoral, la idea es que se federalice esta red de cantautores. Eso por un lado, y de esa experiencia, cada uno fue formalizando en su propio lugar, sin moverse de su espacio, una experiencia de este tipo, de hacer de productor para generar alternativas, convocando a espacios públicos, a espacios privados, generando convenios con Universidades, Municipalidades, y efectuar las actividades en donde la gente está.

Y este año, vas a estar presentando el disco en uno de los escenarios más importantes para cualquier artista misionero, tocando en la Fiesta Nacional del Inmigrante
- Así es, el 9 de Septiembre estaremos tocando en el escenario mayor (como se suele decir) de la Fiesta Nacional del Inmigrante; ésta es la 37° Edición. En lo particular estoy muy agradecido a los organizadores por que me hayan tenido en cuenta y que haya coincidido con el lanzamiento de mi tercer disco. Es una buena oportunidad para compartir la escena con algunos de los músicos que han grabado ése material y tener la alternativa de sonar con la intensidad y el equilibrio con que suena el disco en sí. Como siempre digo no sólo es mérito de la construcción de las canciones, sino de todos los músicos que han participado y sumado en la producción del mismo. Los músicos que me acompañarán son: Fer Solís (batería); Marcos Duarte (bajo); Gonzalo Bobadilla (teclados) y Fer Quintana (guitarra líder). Por otra parte yo hace más de una década que no participo en la fiesta y en ésta ocasión venimos con un material muy depurado. También serán de la partida los colegas (de Jardín América) Los Cuadrados de Picasso y todos haciendo de soporte a Los Tipitos. Así que creo que lo disfrutaremos todos.