martes, 23 de diciembre de 2014

LOS DANCER BOYS



LOS DANCER BOYS fue el primer grupo de rock de Eldorado, y probablemente, de todo el Alto Paraná Misionero. Estaba formado por los hermanos Acuña, a comienzos de la década del 70'.
En todo Misiones, el Rock comenzó como uno de los géneros de los que se valían las orquestas para hacer bailar a la gente. Con el tiempo, muchas de estas bandas fueron incluyendo cada vez más al rock, en épocas en que a nivel mundial estallaba la Beatlemanía. Así, en Misiones estaban Los Diablos de Alem,  Jalea de Frutilla de Posadas, Los Increíbles de Iguazú, los Dados Blancos de Edorado, entre otros.
Carlos Acuña, que desde chiquito tenía gran cercanía con la música, estudiaba en Buenos Aires y en Corrientes; allí conoció toda la música nueva que sonaba en las grandes ciudades, y con esa información musical, en una visita a su ciudad natal se sumó por un tiempo a los Dados Blancos, haciéndolos incorporar el Rock a su repertorio.

Terminados sus estudios, volvió a Eldorado y junto a un trompetista y a sus hermanos, armó en 1970 su propio grupo; Los Dancer Boys. Con un repertorio que incluía temas de The Beatles, Creedence Clearwater Revival y Los Gatos, además de música regional, Los Dancer Boys pronto se transformaron en la sensación de los bailes eldoradenses.
La formación fue cambiando con el tiempo, siempre manteniendo la base de Cesar y Carlos Acuña; también formo parte de los Dancer Boys, Carlitos Galeano, quien luego integró Dimensión Apolo, la banda de Puro Ramirez, otra de las bandas eldoradenses reconocidas a nivel provincial
Con los Dancer Boy se hizo la primer misa con orquesta en la parroquia San Miguel con el párroco Bernardo Holewa; era medio revolucionario, para lo que era la Iglesia Católica en esa época, y armó bastante revuelo en la zona.

Año 1967; Primer misa a Go Go realizada en la Iglesia San Miguel por el Padre Bernardo Holewa, animada por el conjunto “The Dancers Boys” de Carlitos Acuña. Km 11. (Fuente: Museo Cooperativo - Grupo en facebook "Eldorado en el recuerdo")



En una época en la que la cultura de la discoteca todavía no estaba instalada, la música en vivo era la opción preferida por todos; Los Dancer Boys solían tocar, en la misma semana, jueves viernes, sábado y domingo. Recorrieron la provincia y el Paraguay tocando, y se tornaron en gran influencia para todos los grupos de la Región. Incluso, tenían una especie de Club de Fans que los acompañaba a todos lados, "La Barra del 2", y cuando salían a tocar a localidades vecinas, alquilaban un colectivo para trasladarse, llegando a acompañarlos hasta cien personas.
En Puerto Iguazú, llegaron a tocar con Palito Ortega, y estuvieron a punto de ser parte de una sus películas.
El grupo se disolvió en 1975, cuando César y Carlos Acuña ganaron primero el Pre Cosquin y luego el premio como Grupo Revelación en dicho Festival, un logro que tardó muchísimos años en repetirse para un artista misionero. Esto los decidió a volcar su carrera al Folklore y la Música Regional. Gracias a esto, pudieron recorrer el país y el mundo, llevando su música.
"Yo era un gran fanático de los Beatles, y uno de los momentos más emocionantes de mi vida fue ir  a tocar a Londres, y conocer los estudios donde grabaron ellos; incluso, tengo una foto cruzando la misma calle de la tapa de Abbey Road", cuenta Carlos Acuña, visiblemente conmovido.